Sobre gustos no hay nada escrito

Mi hijo había dibujado un dinosaurio con algunos garabatos, estaba muy orgulloso de su dibujo y corrió a mostrármelo con una sonrisa de oreja a oreja. Un niño lo miro y le dijo “Tu dibujo está bien feo” y a mi hijo dejaron de brillarle los ojitos. Entonces, en lugar de estigmatizar a ese niño le conté a mi hijo la historia de Van Gogh y como al principio a nadie le gustaban sus obras y tiempo después a mucha otra gente si le gustaron mucho y las compraban por millones de Euros. Le conté que cada persona tiene gustos diferentes y es normal, que lo que para algunos es lindo para otros no y lo que para algunos es rico para otros no, que el debía enfocarse en lo que a ÉL le gustara porque no podía ni debía manejar los gustos de los demás. Le explique también que si algo no le gustaba tenía todo el derecho de decirlo, pero siempre con respeto y sin burlas. Cada pequeño conflicto es una oportunidad de aprendizaje si le buscamos la vuelta y si abrimos la consciencia 💓

Ana Acosta Rodríguez Mamá Minimalista

Ilustración: Barbara Stock

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s