A la mamá que congelo su carrera

“¿Eras Nutricionista y ahora eres mama?, ¡Que sacrificio más grande!, pobrecita…”

Ni sacrificio ni pobrecita. Ser mamá de tiempo completo es una elección, es una oportunidad que la vida en su eterna sabiduría me regalo para ser mejor persona, para evolucionar, porque créanme que ninguna universidad me dio las lecciones que la maternidad, de la manera más cruda (como es su estilo) me enseño y me enseña.

No es sacrificio ciar a mis hijos, es la necesidad y la convicción de estar presente, de asegurarme que son tratados con respeto y tolerancia. 

No “valdrá la pena” en el futuro, vale la pena en el presente, cada día y cada noche que nunca más volverán. La infancia es la fracción de la vida más corta pero la que más marca y yo quiero dejar marcas en mis hijos.

Quiero dejar marcas y no cicatrices, quiero que cuando sean mayores tengan la plena confianza y seguridad para venir a casa y, café mediante, contarme sus problemas y pedirme un consejo, en lugar de ocultármelos por vergüenza o por temor.

No es sacrificio pero si es un trabajo, porque cocino pésimo y me toma horas planchar una camisa, porque como ama de casa doy pena pero como mamá soy todo terreno. Mi esposo es mucho mejor que yo para los quehaceres pero mamá es mamá.

No es sacrificio es elección, porque el amor y la unión de mi familia no me la puede dar un escritorio más grande u otro papel más colgado en la pared y seguro que a muchas mamás les pasa lo contrario que a mi y también está bien. 

Estoy segura que retomaré mi carrera pero en este momento matarme de risa escuchando los razonamientos de mi hijo o quedarme media hora recibiendo mimos con la cabecita de mi hija en el hombro sin tener que salir corriendo al consultorio es prioridad. 

Adoro mi carrera y adoro criar a mis hijos pero digamos que lo primero puede esperar y lo segundo no. 

Tomo esta etapa como un aprendizaje: he aprendido a optimizar el tiempo de una manera increible, aprendí a mantener el foco en lo que de verdad importa, siento que soy más creativa, más resiliente y que he resuelto miles de asuntos pendientes personales a nivel emocional.

Por momentos me siento muy sola, aislada pero es parte del proceso y para eso la tribu ayuda tanto. 

Si, soy Nutricionista y mi carrera está congelada pero no sientas pena por mi, siente pena por aquellos padres que hasta la fecha discuten con sus hijos ya mayores y les es imposible conectar con ellos, siente pena por las familias disfuncionales, por las familias en donde hay abuso, pero no sientas pena por mi que en mi casa brillamos.

Texto: Ana Acosta Rodríguez

Si te ayudan mis posts y quieres que siga trayendo contenido de calidad, ahora puedes ayudarme haciendo una pequeña donación. ¡Muchísimas gracias!

Si quieres aprender más sobre Crianza Consciente, aprendizaje autodirigido y quieres formar parte de esta tribu por favor Suscríbete!

FACEBOOK: @MAMAMINIMALISTA
INSTAGRAM: @mamaminimalista

#somostribu

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s