El rol de una madre

ACOMPAÑAR

Mi rol de mamá no es decirte que hacer, evitar que te aburras, divertirte o elegir los juguetes para que juegues. Mi rol es estar a tu lado, acompañarte. Mi rol es estar presente sin exigir, sin apurar, sin limitar. Te dejo explorar el mundo, cerca tuyo pero no encima. Trato de mantener mi consciencia abierta para evitar cargarte de adjetivos o etiquetar el mundo a tu alrededor. Mi rol como mamá es acompañarte y dejar que lo descubras sola. A veces me cuesta mucho controlarme para no dirigir porque es algo que los adultos tenemos incorporado.

Mi rol como mamá no es asfixiarte, tampoco dejarte sola, es sentarme en la esquinita mientras descubrís el universo con el corazón abierto para ayudarte si me lo pedís y para consolarte si lo necesitas. Mi rol como mamá es aprender a desaprender muchas cosas que me enseñaron para cortar algunos ciclos y para dejarte ser aquí y ahora. Mi rol de mamá es conectar con tu mundo interior desde la igualdad y el respeto, es dejarme sorprender, es redescubrir contigo y no por ti.

Mi rol como mamá es aprender a interpretar y traducir tus gestos, tus movimientos, tus palabras en Chino para así poder satisfacer tus necesidades.

Mi rol de mamá no es resolver tus problemas antes de dejarte intentarlo, no es abrirte la caja ni armar el rompecabezas, es dejarte hacerlo sin presionar y sin juzgar.

Mi rol de mamá es mantener la consciencia plena, es gestionarme para ayudar a gestionarte, es liberarte de toda expectativa o deseo del ego. Es dejarte libre, es facilitarte el espacio seguro para que te muevas libre, controlando mis impulsos para no dirigir tu juego no frustrar tus descubrimientos. Es dejarte subir, bajar y bailar al ritmo de tus intereses. Mi rol de mamá es dejar que te ensucies, es dejarte agarrar el palo y tirar la piedra, es dejarte subir al tobogán solita aunque tenga miedo.

Miro, percibo, observo, dimensiono, gestiono, actuó.

Mi rol de mamá es reconocer tus logros y progresos sin desmerecer tus errores ni señalarlos pero tampoco mintiendo o exagerando.

Mi rol de mamá no es controlarte, no me perteneces. Mi rol es escuchar tus mil formas de comunicarte y guiarte dejándote elegir cuando es posible y explicándote los porque cuando no lo es. Mi rol es anticiparme a tus necesidades para estar preparada, es abrazar fuerte tus frustraciones.

Mi rol es acompañarte y no domarte, porque se que eres fuego vivo, porque se que tienes las cualidades para hacer de este mundo un lugar mágico, porque eres humana, vulnerable, inocente, porque eres un ser vivo que merece respeto.

Mi rol es estar disponible sin invadir, es estar presente sin asumir. Mi rol es amarte libre sin buscar absolutamente nada a cambio.

Autora: Ana Acosta Rodríguez, Mamá  Minimalista 

Si quieres aprender más sobre Crianza Consciente, aprendizaje autodirigido y quieres formar parte de esta tribu por favor Suscríbete!

FACEBOOK: @MAMAMINIMALISTA
INSTAGRAM: @mamaminimalista

#somostribu

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s